Exe Stocco

Artistas 22/06/2019 Por
Exe Stocco
Exe Stocco

Exe Stocco – “El nombre es algo que vengo arrastrando desde hace un tiempo, surge del título de una canción de hace 8/9 años y que alguna vez tocamos en vivo, la frase siempre quedó flotando, tiene que ver con una situación que es como el resultado de un colmo, que dos aviones se choquen en el aire es trágico, es raro, te produce esa sensación de algo tragicómico, es ese juego, ese encuentro emociones.”

T. Z. – ¿Por qué presentarse como Dos Aviones y no con tu nombre?
E.S. – “Las canciones del disco son particularmente íntimas y haberlas grabado, es como parte de un proceso que está empezando a cerrarse recién ahora que las estoy tocando, entonces me pareció que, a modo de protección, de una primera barrera, decidí ponerle este nombre, como si se tratara de una banda, aunque toco solo. El flyer del primer toque ni siquiera traía info de quien tocaba en Dos Aviones, la idea es despegarme un poco no porque haya conflicto con la banda sino separarme un poco de la persona.”

T.Z. – El disco fue grabado en condiciones particulares, ¿Cómo fue el proceso de grabación?. ¿Qué buscabas?
E. S. – “El disco lo grabé con Mario Sánchez, sonidista de los Pasado, le comenté que tenía unas canciones -a mí ya me había pasado de grabar canciones un par de veces y que queden en un disco, perdidas en algún lugar, de hecho, me pasó en dos situaciones distintas-. Le conté a Marito que tenía algunos temas y por donde quería que fueran, él me dijo que pensara en un lugar donde me gustaría grabar sin pensar en lo técnico, entonces me pareció que, por las canciones, por las situaciones vividas, el mejor lugar para grabarlas era un lugar donde la comodidad no fuera lo fundamental. Entendí que como fueron escritas en situaciones incómodas teníamos que grabar en un lugar que le hiciera justicia a eso. Lo grabamos una noche de invierno, con frío, al aire libre en un edificio abandonado, que está detrás de la Destilería de Cuyo, con vista a las montañas. Esa noche grabamos las voces y las guitarras, de hecho, en Del Otro Lado se escuchan unos teros que jugueteaban por ahí. Me pareció interesante que el proceso de grabación estuviera emparentado con el momento de composición, sentí que esa era la forma de que se encontraran esos dos caminos.”

T.Z. – En Los Amigos y La Soledad, introducís un audio de Cortázar, hablemos de literatura.
E.S. – “Me gusta mucho leer, me apasiona la poesía, leo mucho a la nueva generación de escritores argentinos, la literatura de Luis Mey, Tomás Downey, Mariana Henríquez y Leonardo Oyola por citar algunos, esos relatos que transcurren en la periferia, del conurbano bonaerense o del país.”
T.Z. – ¿Que artistas te influyeron en este proceso tan personal?
E.S. – Acerca de las influencias del disco, me gusta José Gonzalez, ‘flasheo’ con Bon Iver y su folk electrónico. De lo actual escucho mucho hip hop y trap, artistas como Travis Scott, me atrae el uso que hacen del vocoder.”

Boletín de noticias